Thursday, December 14, 2017

La alegría de ser esposa de Cristo

¿Por qué ser monja hoy?

“Ven y verás” a través de nuestros testimonios.

¿Has pensado alguna vez…?

…entregar tu existencia totalmente a Cristo.  
…en la vida religiosa como tu vocación.

 

¿Qué es la vocación?

La vocación, es un llamado, una aventura, una invitación del amor de Dios a vivir de forma más radical el Evangelio de Jesucristo. Es Él quien llama, y sólo toca a uno responder con generosidad. 
 
En la Iglesia existe una gran riqueza en la diversidad de carismas de la vida consagrada. Existen Órdenes e Institutos religiosos dedicados a la contemplación o a las obras de apostolado, Sociedades de vida apostólica, Institutos seculares y otros modos de consagración.

 

¿Qué es la vocación carmelita de vida contemplativa?

Es una llamada del Amor de Dios a vivir en obsequio de Jesucristo, en actitud contemplativa. Es una invitación a una vida de oración, cultivando el silencio y la soledad, la vida fraterna y el servicio, en íntima familiaridad con la Santísima Virgen y en la línea profética de San Elías.
Esta vocación ofrece un servicio inestimable a Dios y a la humanidad en la Iglesia. Esta vida “escondida con Cristo en Dios”, de oración y sacrificio por amor a Dios y salvación de las almas, posee una  fuerza evangelizadora capaz de abrazar al mundo entero.
La vocación carmelita ha sido un camino de santidad para grandes figuras y maestros espirituales en la Iglesia como han sido: Santa Teresita del Niño Jesús, Santa Teresa de Jesús, Santa María Magdalena de Pazzi, San Juan de la Cruz etc.

 

¿Cómo saber si tengo vocación?

Puedes leer y contestar la autoevaluación vocacional que te ofrecemos.
 

 

¿Qué hacer si tienes inquietud vocacional?

  1.  Formaliza un plan de vida espiritual.
  2. Haz un proceso de discernimiento con la ayuda de un sacerdote o director espiritual.
  3. Conoce y visita una comunidad de vida religiosa.
  4. Dialoga con Dios en la oración.
  5. ¡No tengas miedo de abrir tu corazón de par en par a Cristo!

 

Plan de vida espiritual

  1. Oración Mental: Diaria (15 minutos, 30 minutos, 1 hora…)
  2. Amor a Jesucristo: Manifestado en la asistencia a la Misa (diaria si es posible).
  3. Amor a la Virgen: Manifestado en las diversas devociones de la Iglesia como el rezo del    Rosario frecuente, el uso del Escapulario, rezo del Angelus, consagración a la Virgen, etc.
  4. Examen de Conciencia diario y hacer propósitos concretos para poner en orden la vida interior.
  5. Confesión frecuente: A ser posible mensual o  quincenal.
  6. Dirección Espiritual mensual o quincenal
  7. Lectura Espiritual diaria, para formarse bien en la fe.
  8. Cumplimiento generoso de los deberes de estado: si eres estudiante, dar el máximo. Si trabajas, dar el máximo en tu trabajo. Hacerlo todo en la presencia de Dios.
  9. Mortificación: Olvido de sí misma, hacer pequeños sacrificios que redunden en servicio y bien de los demás.
  10. Apostolado: Estar comprometida con algún tipo de actividad parroquial o en algún servicio a la comunidad.
Copyright (c) 2017 Monasterio Carmelita de San José